Mudanzas con plantas de interior

Realizar una mudanza con plantas de interior es muy complicado si dispones de muchos de estos seres vivos y más aún si son delicados con muchas flores.

Pero podemos reducir los daños y la muerte de estos seres si se siguen algunas pautas que te comentamos a continuación.

  1. Un día antes, reduce el riego de manera que la planta se preparará para el movimiento, la falta de oxigeno y la oscuridad del camión.
  2. Si puedes llevarla tu mismo encima durante el trayecto para que sufran el menor daño posible, mejor. Pero si se tienen muchas plantas o el trayecto es largo, no quedará más remedio que meterlas en cajas o que las llevemos nosotros.
  3. Si se almacenan en cajas para el transporte, ésta no debe quedar cerrada herméticamente.
  4. Evita que otras cajas u objetos puedan aplastarlas o rozarlas de manera excesiva.
  5. Las plantas deberían planearse para el final de la mudanza, y siempre ser las últimas en cargarse.
  6. Si la planta es muy grande, es preferible cortar algunas de las hojas días antes para evitar que éstas se rompan en el viaje.
  7. Tanto cargarla al final de la mudanza, es preferible descargarla al principio y no posponerlo durante mucho tiempo nada más llegar al destino de descarga.
  8. Una vez llegada al destino es bueno dejarla reposar y poco a poco regarla.
  9. Si la mudanza requiere muchas horas de viaje o si necesitan viajar en avión, es preferible regalarlas.
  10. Piensa que la planta tenga un sitio en el destino y que vaya a recibir la temperatura y la luminosidad necesaria para ella. Es un detalle obvio, pero algunas personas se olvidan.